Con un fondo de 340 mil donadores a nivel mundial, se han logrado significativos avances en su reconstrucción

Odemaris González 

Tras el impactante incendio que sucedió hace dos años, el 15 de abril del 2019, el cual afectó la cubierta de Notre Dame, hoy se presentan buenos avances en la catedral francesa, dicha reconstrucción concluirá sus restauraciones en 2024.

Emmanuel Macron, presidente de Francia, será acompañado por Roselyne Bachelot, ministra de Cultura, además de Anne Hidalgo, alcaldesa de París, para visitar la catedral hoy y así supervisar los avances. Es la primera visita después del suceso.

La obra quedó en la memoria de los franceses como recuerdo amargo, motivo por el cual el Gobierno transformó las obras en aparador para los artesanos y técnicos que trabajan en su reconstrucción. 

“Es la ocasión de dar las gracias a todos los que han permitido salvar la catedral, a los que trabajan en su reconstrucción y a los 340 mil donantes del mundo entero que han hecho posible estas obras”, comentó el mandatario.

A pesar de los desafíos que han tenido para su reconstrucción, como la contaminación por plomo, la crisis sanitaria a causa del Covid-19 y la orden dada por prefectura que da una regularización de cuántas personas pueden estar dentro de la catedral, la reconstrucción comienza a notarse, terminando con la primera fase de su reparación, en los dos primeros años, con el objetivo de retirar la aguja que se había quemado y causaba preocupación de un posible derrumbe; además de haber evacuado el gran órgano y con pruebas de reconstrucción en capillas y finalizando con la limpieza de bóvedas.

Con una instalación de andamios en la parte superior para dar estabilidad a las bóvedas, los técnicos buscan también el colocar un protector, el cual evite que caiga agua dentro de la catedral. La segunda fase iniciará durante el segundo semestre del 2021, sin embargo, algunas restauraciones ya iniciaron, como por ejemplo: la aprobación de limpiar la capilla de San Fernando y Nuestra Señora de Guadalupe, incluidas otras 24 capillas.

Quien dio la aprobación al plano de reconstrucción fue Macron, el pasado julio del 2020, lo más cercano a la estructura original, parecida pero no idéntica. Indicando en la nota: “No será un simple facsímil de la obra desaparecida. Fiel al diseño medieval, restituirá las reparaciones pertinentes en el plano estructural o patrimonial”.

La responsable de la restauración de las estatuas de cobre que había en la aguja será la empresa Socra; aunque las demás esculturas, las cuales fueron retiradas del techo, previamente al incendio, se salvaron, pero también será retocado el gallo que coronaba el pico que tenía la construcción y se desbarató durante el incendio. 

Desde entonces, la catedral francesa ha recibido en total 883 millones de euros, casi 1,000 millones de dólares de donaciones para su restauración, sin embargo, esta cantidad podría no resultar suficiente para su restauración, por lo que las donaciones continúan.