A lo largo de este año, los estudiantes de la BUAP han sido víctimas de diversos delitos

Eduardo Sánchez

El aumento de violencia en el Estado de Puebla ha provocado que al menos tres estudiantes de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) hayan sido asesinados en lo que va de 2018, así como al menos se han perpetrado cuatro asaltos, de los cuales, dos han sido a las unidades del Sistema de Transporte Universitario (STU). En reiteradas ocasiones, alumnos de esta universidad han exigido a las autoridades tomar cartas en el asunto, ya que la inoperancia de policías y el alto grado de inseguridad en algunas colonias aledañas a Ciudad Universitaria vuelven a los estudiantes objetivos fáciles para los amantes de lo ajeno. De acuerdo con un recuento hemerográfico realizado por esta casa editorial, un total de cinco estudiantes han perdido la vida a consecuencia de distintos delitos, entre los que se encuentran secuestro y asalto. Estos reportes fueron canalizados e investigados por autoridades.

ASESINAN A TRES ESTUDIANTES

El primer caso se dio a conocer en el mes de mayo, cuando el cuerpo sin vida de un joven de 21 años fue encontrado al interior del motel Miño. Trabajadores dieron aviso a las autoridades y comenzó la investigación para esclarecer el caso. No pasó mucho tiempo para que la víctima fuera identificada como Aldo Islas Todd, estudiante de Contaduría de la BUAP, quien había sido secuestrado por al menos cinco de sus amigos, mismos que tras haber asesinado a Aldo, exigían a la familia un rescate de 750 mil pesos. Por otro lado, Arístides López Ramírez, de 23 años, murió tras ser víctima de un asalto mientras viajaba de regreso a su casa. El joven recibió un balazo en la cabeza, por lo que tuvo que ser trasladado a un hospital. En el momento del asalto, Arístides iba acompañado de sus padres, quienes le indicaron que escapara, sin embargo, fueron interceptados por sujetos desconocidos. Tras el violento asalto, el estudiante tuvo que ser internado en el Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, donde desgraciadamente perdió la vida. El caso más reciente fue el de Ivonne, de 19 años, quien fue asesinada tras ser víctima de un asalto en un minisúper de la calle Progreso, en la colonia Aquiles Serdán Antorchista, al sur de la ciudad de Puebla. Ivonne estudiaba la carrera de Criminología en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Cabe mencionar que durante el atraco, también se encontraba su hermano, quien de igual manera perdió la vida.

Uno de los asaltantes fue detenido y presuntamente golpeado por las víctimas y horas después perdió la vida en el Hospital de Traumatología y Ortopedia de la Secretaría de Salud.

 

 

ASALTOS

En el mes de agosto, Miguel, alumno de la Facultad de Artes de la BUAP, fue asaltado frente a la Plaza de la Computación, en el Centro Histórico de Puebla, por al menos cinco sujetos, quienes lo metieron a una casona donde le arrebataron sus pertenencias a punta de pistola. Los sujetos lo amagaron con un arma de fuego y lo despojaron de su celular, dinero en efectivo, así como de su mochila, sin que policías pudieran actuar debido a lo saturada que se encuentra la calle por peatones y ambulantes. Las unidades del Sistema de Transporte Universitario (STU) no han quedado exentas de la inseguridad, pues al menos dos unidades fueron asaltadas en menos de un mes. El primer caso se reportó el 24 de agosto en inmediaciones de Bosques de San Sebastián. En el mes de octubre, otra unidad fue asaltada mientras circulaba en inmediaciones de la colonia Volcanes, a pesar de que el hecho fue reportado a las autoridades, no se logró detener a los responsables.

 ACOMPAÑAMIENTO Y PRONUNCIAMIENTOS DE LA BUAP

Tras los robos a las unidades del STU, el rector Alfonso Esparza Ortiz mantuvo una reunión con el encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Gilberto Higuera Bernal, para trabajar en coordinación y poder dar seguimiento a los casos. Asimismo, en otras ocasiones ha acompañado a los universitarios para que interpongan su correspondiente denuncia y puedan realizarse las diligencias necesarias, con el fin de que autoridades hagan su labor. En cuanto al caso más reciente de la estudiante Ivonne, la universidad informó mediante un comunicado en redes sociales que condenaba el acto, por lo que realizaban un llamado a las autoridades correspondientes para esclarecer el crimen.