El puente de Bubas, construido hace más de 300 tiene historias interesantes de narrar.

Por: Eduardo Romero

Muchas leyendas y anécdotas se cuentan del puente construido desde hace más de 300 años, puesto que su gran estructura y conexión por diversas partes de la capital poblana hacían inevitable que ocurriera algún hecho que hoy se convertiría en algo histórico y significante para Puebla.

Desde su peculiar nombre, que se le puso luego de que justamente frente a este, estaba el Hospital de Bubas; el nosocomio era atendido por la orden de los franciscanos donde se atendían a los enfermos de la peste bubónica y el término Bubas se dio ya que así se le llamaba a la enfermedad que hoy conocemos como Sífilis.

Además de este nombre, años después también se le conocía de diversas maneras, Puente de los Soldados, Puente de Carrillo, y ya para el siglo XIX se le nombraba cómo, Torija, del Toro o de Apresa.

La batalla del 5 de mayo, las Leyes de Reforma y una red de túneles son épocas interesantes que se cuentan de él, además de que allí, fue hallado un antiguo escudo de la ciudad de Puebla tallado en piedra que fue asignado por la corona española en 1790.

 

Batalla del 5 De mayo

 

En 1862 cuando se realizó la batalla del 5 de mayo historias aseguraban que el gran Puente de Bubas había sido utilizado como estrategia militar por parte del general Ignacio Zaragoza y así atacar a los franceses de una manera inesperada para poder derrotarlos.

Una frase que circulaba por esa época del ejército francés decía:

Los nativos portaban de la tierra para atacarnos por la retaguardia

RED DE TÚNELES

Muchos años después del descubierto de este gran puente se llegó a la teoría de que posiblemente en el estado de Puebla este lleno de una Red de túneles que se conectan entre sí a lo largo de la ciudad ya que muchos de los ya descubiertos están vinculados a algunas casonas e iglesias.

Con esto se le podría considerar como un sistema subterráneo de comunicación, y así el clero pudiera pasara sus riquezas por esas zonas y evitar ser vistos por otras personas.

 

Fuga por Leyes de Reforma

Entre 1855 y 1863 con los gobiernos Juan Álvarez, Ignacio Comonfort y Benito Juárez se propuso la separación de la iglesia y estado por lo que muchas de las personas dejaron de creer en la religión y por eso mismo como ya se había mencionado en el apartado anterior los sacerdotes decidieron darse a la fuga por medio de estos túneles y así evitar ser vistos por el gobierno y la sociedad.

Sin dudar, es una historia digna de contar ya que es parte de la historia mexicana; está ubicado sobre la avenida 2 Oriente, esquina Boulevard 5 de Mayo, Puebla y tiene un costo el recorrido de veinte pesos.