El concreto hidráulico del carril confinado Línea 1 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA), material cuya duración se había presumido por autoridades para dos décadas, ya tiene baches.

A poco más de cuatro años de la inauguración del proyecto en el que se invirtieron mil 472 millones de pesos en obras, los hoyos se observan de la estación Juárez – Serdán a la de Matamoros.

Durante recorridos en ambos sentidos de la RUTA 1 se pudo observar que incluso uno de estos baches obliga a los operadores de transporte público a modificar su rutina.

Dado que el hoyo ubicado en el carril con dirección a Atlixco se encuentra protegido por muros de contención de plástico, las unidades comparten en ese punto y con interrupciones, el carril en buen estado.

Otro bache de menor dimensión se observa en el mismo sentido pero casi al llegar a Matamoros y este aún no está protegido ni afecta la circulación de la RUTA.

Además de los hoyos, en la infraestructura del primer derrotero del sistema de transporte articulado faltan tapas de coladeras y registros, como se ve en dirección a la Diagonal Defensores de la República.

En tanto que en casi todo el recorrido ya hay grietas sobre el concreto hidráulico y daños en las estructuras que separan el carril confinado de los carriles para automovilistas, debido a impacto sobre las mismas.

Desde que la Línea 1 fue inaugurada el 15 de enero de 2013 se han tenido conflictos con concesionarios, con pagos a operadores, con la operación de alimentadoras y con la administración.

Pese a ello se avanzó para las obras y puesta en marcha de la Línea 2 sobre la 11 Sur – Norte y ayer se dieron a conocer las licitaciones para la tercera parte del proyecto.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: e-consulta