El edil de este municipio, Mario de la Rosa, señaló que no hay indicaciones para revocar cargo de la síndico municipal

Redacción

 Ante los hechos ocurridos en la alcaldía municipal de Amozoc, cuando un grupo de vecinos impidió la entrada a la síndico municipal, Guadalupe Amor Mateos Bonilla, por el problema de la donación de terrenos que se abordó ayer en Cabildo, y en la que el señor Alberto Cano Vázquez dio a conocer su inconformidad. Se sabe que los abogados de la síndico municipal citaron al señor Cano con urgencia para que firmara un documento que acreditaba la compra-venta de los terrenos que serían donados para la construcción de un campus universitario de la BUAP, y dicho documento afirmaba que Bonilla Mateos era la dueña desde hace más de diez años. En torno a problema de tierras, el alcalde Mario de la Rosa mencionó que el pueblo está en su derecho para expresarse como lo han venido haciendo desde que inició su administración y ésta no fue la excepción. “En ningún momento van a ser violentados sus derechos como síndico municipal; en esta administración son ocho mujeres y somos cuatro hombres. Quiero decirte que todas las facilidades y preferencias han sido para las mujeres y no estamos de acuerdo en que se violenten sus derechos”, refirió el edil. Tras la versión de algunos medios en redes sociales que denunciaron saqueos en las oficinas de la sindicatura, De la Rosa afirmó que hasta el momento no hay indicaciones ni órdenes legales para que la síndico deje de ejercer sus funciones como personal del Ayuntamiento. Con referencia al tema de la donación de predios para la BUAP, comentó: “Seguimos en el entendido de que el señor Alberto Cano disipó todas las dudas y seguirá adelante con la donación de las tierras para la construcción de lo que será una institución educativa”, dijo Mario de la Rosa. De la misma manera, el alcalde hizo énfasis en que la reunión de ayer no fue sesión de Cabildo, sino una mesa de trabajo.