El coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, informó que después de vigilar el desarrollo de la tormenta tropical Franklin, se determinó cambiar de alerta roja a naranja para el estado de Puebla, lo que permitirá iniciar con los recorridos de supervisión por las zonas afectadas, para evaluar los daños materiales.

Sin embargo, el funcionario federal que desde ayer se encuentra en Puebla para trabajar de manera coordinada con el gobierno local, advirtió que aunque el meteoro perdió fuerza, convirtiéndose en tormenta tropical nuevamente, no se debe bajar la guarda. Agregó que  se prevén lluvias intensas para las siguientes 24 horas, por lo menos, remanentes de este fenómeno meteorológico.

Mientras tanto, prevalece la petición para las personas resguardadas en los albergues, de que permanezcan en estos sitios, hasta nuevo aviso, ya que persiste el riesgo de reblandecimiento de la tierra e inundaciones.

Una vez que las autoridades, realicen los recorridos de evaluación en la zona, entonces estarán en condiciones de notificar si el riesgo para las comunidades serranas ha pasado, de modo que sus habitantes puedan volver a sus hogares.

Texto publicado originalmente por: Tribuna Noticias