Romario Gil y Daniel Flores comandaron la buena labor desde la loma con la “Novena Verde”

Huber García

Los Pericos de Puebla tuvieron una campaña positiva, pese a que no lograron meterse a la final de la Liga Mexicana de Beisbol en este año. Además de presumir números positivos, también corona la lista de debuts que tiene el conjunto poblano, especialmente en el pitcheo. Desde la loma, Romario Gil y Daniel Flores brillaron en una temporada que llevó al equipo a la postemporada en la campaña Otoño 2018 de la Liga Mexicana de Béisbol. El “catedrático” Gil tuvo una segunda temporada de 2018 verdaderamente trascendente al terminar invicto con récord de 4 ganados y 0 perdidos con 2.47 de efectividad con el equipo que dirigió Lorenzo Bundy. El nativo de Culiacán tuvo 27 ponches a cambio de sólo 12 bases por bolas en más de 43 episodios, consagrándose como uno de los mejores abridores de los Pericos de Puebla, además de permitir solamente un porcentaje de .250 a los bateadores que enfrentó. Romario Gil, de 24 años, terminó su segundo año dentro del circuito profesional mexicano, lanzando para los verdes en la temporada primavera 2018 con récord de 2-2 con 3.60 en efectividad, impresionando con sus 40 chocolates en 40 innings por sólo 18 bases por bolas. Por su parte, el monclovense Daniel “Pato” Flores llegó en la segunda parte de 2018 a los Pericos de Puebla, dejando de inmediato una grata impresión al cuerpo técnico y aficionados por su talento sobre el montículo. Flores, de 20 años, tuvo marca de 4 ganados por 2 perdidos con 3.32 en carreras limpias admitidas. Los números de “Pato” Flores indican una gran efectividad de 33 ponches por 18 bases por bolas en poco más de 40 innings, sin embargo, la parte más notable de las estadísticas del diestro, es el raquítico .175 que le pudo conectar la oposición. El año para Daniel Flores terminó siendo muy sólido con marca combinada de 6-2, lanzando para los Acereros en la temporada primavera y Pericos en la de Otoño 2018. De esa manera, los Pericos de Puebla lucieron a dos de sus mejores brazos jóvenes en este 2018, demostrando la confianza en el talento joven y los resultados ante el desarrollo de los peloteros mexicanos en la novena verde.