Es un proyecto familiar, muy digerible que siento que no les va a causar ninguna agrura. Es cien por ciento aspiracional: 

 

De León

 

Mino D’Blanc

 

Oswaldo de León da vida a Héctor en la telenovela Diseñando tu Amor que se estrenó ayer 26 de abril a las 16:30 horas por “las estrellas” y que es una producción de Pedro Ortiz de Pinedo y que tuvo estreno simultáneo en Estados Unidos por Univisión.

Platicamos con él, gracias a las finas atenciones de la licenciada Denisse Cabrera, de Televisa.

MD’B: Platícanos de Diseñando tu Amor. 

ODL: Es un proyecto familiar para todos los que están terminando de comer. Es un proyecto muy digerible que siento que no les va a causar ninguna agrura (ríe). Es un proyecto cien por ciento aspiracional. 

MD’B: Platícanos de tu personaje.

ODL: Mi personaje que se llama Héctor.  Viene desde muy abajo económicamente hablando. Tuvo un papá que se murió a edad temprana, cuando Héctor tenía como 14 años y entonces se tiene que hacer cargo de la familia, de los hermanos, de la mamá, comenzar a trabajar desde joven, dejar la escuela. Él en algún momento de la historia se va a casar, tiene una hija, la mamá se muere durante el parto. Él como vive con la mamá y los hermanos, nunca lleva mujeres a su casa; se enfoca a su hija, se enfoca en trabajar. Se descuida un poco, se descuida como ser humano, como persona, en el amor se descuida. En el primero o segundo capítulo vamos a ver que se enamora de una jovencita que viene de otro estrato social, sin embargo, él hace su intento, con mucha inseguridad, porque siente que no tuvo educación y que tampoco sabe expresar sus emociones. Entonces siento que es un personaje que se está buscando en el amor y así mucho de los personajes también. Es un taxista, pero también se dedicó a muchas cosas como ser mecánico, hizo de todo, también le gusta el box para defenderse de los del barrio, porque también se lo quieren agarrar a cada ratito y entonces se volvió un profesional en el box que se sabe defender. Desafortunadamente tiene que resolver algunos problemas a golpes; él tiene que madurar en eso y se va a dar cuenta que no todo se resuelve así, pero qué bueno que él empieza así porque habrá un cambio drástico cuando él se quiere mejorar. 

MD’B: ¿Qué le dirías a la gente que está pasando una situación como la de Héctor, que está enamorado de Elena y de repente llega Patricia y trata de quedarse con él a como dé lugar?

ODL: Estos problemas de amor abundan; siento que es lo que hay en este mundo. Así como yo tengo una historia de amor, hay varias parejas protagónicas que también las tienen. Está Juan Diego Covarrubias con Gala, está el de mi mamá con alguien más y siento que todas las historias de amor son combinaciones muy diferentes, son problemas muy diferentes y a lo mejor alguien no se identifica con mi historia, pero se identifica con otra historia de amor. Tampoco queremos enseñarles cómo amar, lo que queremos demostrar es que todos somos humanos, que todos somos imperfectos, que todos tenemos problemas y creo que la virtud del proyecto es que todos los personajes no son cien por ciento buenos, ni tampoco son cien por ciento malos, sino son humanos y hasta los villanos tienen eso. Patricia, quien la interpreta Martha Julia, quiere usarme para destruir mi relación, pero se va enamorando de verdad, entonces tenemos una villana que sí se enamora y ese es su lado humano, aunque sea un granito de amor, pero ahí tiene esperanzas. De eso se trata la vida, de tomar decisiones correctas o incorrectas y atreverse; se aprende más de los errores que de los aciertos, entonces hay que aventarse en el amor.

MD’B: ¿En qué te pareces a Héctor y en qué no te pareces?

ODL: Creo que comparto mucha nobleza con él. Traté de hacerlo muy diferente a mí, pero tiene cualidades que son muy semejantes a las mías. En el sentido de familia siento que también lo tengo yo; también soy el primer hijo, también me tuve que hacer responsable de mis hijos. No resuelvo las cosas como mi personaje definitivamente. 

MD’B: ¿Qué le aprendes a Héctor como actor y como persona?

ODL: Héctor de pronto me recuerda parte de mí. Actitudes que yo pude haber tenido a mis 18 años, como más inmaduro, más inocente. Le aprendo a enfrentarse a esos problemas; yo soy bien sacón a los golpes, pero siento que a veces te tienes que defender a golpes. Debería a lo mejor tomar clases de box, como mi personaje (ríe). Desde mis 14 años que no me peleó con alguien. Nunca sabes si necesitarás unas clases de box para defenderte. Tengo algunas escenas con algunos malandros y me gustaría resolver las cosas como mi personaje.

MD’B: ¿Por qué el público tiene que ver “Diseñando tu amor”?

ODL: De entrada no hay otro proyecto como éste al aire. Estamos en un momento difícil y creo que muchos queremos ver algo ameno, algo divertido, algo que podamos ver con nuestros hijos, con nuestra mamá y no importa la edad. Que podamos ver cuando lleguemos del trabajo, de la escuela. Es un proyecto que los va a divertir, los va a entretener y porque van a poder ver a los actores que les gustan. Es un proyecto bonito, rosa, les va a gustar; no pretendemos enseñar nada, sólo divertir y creo que eso es lo que va a pasar.