Los extranjeros denunciaron que están en condiciones deplorables. Distintos cuerpos de seguridad les impidieron salir del albergue

Infobae

Un grupo de migrantes originarios de África se mostraron desesperados luego de denunciar que las autoridades no les permiten salir del albergue de la Feria Mesoamericana en Tapachula, Chiapas. Ante la impotencia, intentaron huir de las instalaciones sin éxito, al ser retenidos por elementos de la Marina, Policía Federal y la Guardia Nacional. Alrededor de las 16:00 horas, los migrantes se amotinaron en las puertas del albergue adaptado para intentar salir de este sitio donde estaban retenidos mientras se resuelve su situación migratoria, según dijeron autoridades. Este grupo de migrantes llegó a México desde Colombia a través de traficantes en un viaje que duró meses. Algunas de las mujeres que han estado detenidas hasta por tres semanas en pésimas condiciones, gritaron pidiendo ayuda en espera de poner fin a su calvario en dicho albergue. “No tenemos acceso a nada y no hacen nada, no quieren que salgamos, no nos dejan ir de aquí y no sabemos por qué, cuál es el procedimiento para irnos de este lugar, no nos dicen nada, no les importa”, dijo a la cadena televisiva CNN una de las migrantes africanas, quien pidió mantenerse en el anonimato por el miedo a recibir algún tipo de represalias. La mayoría de los migrantes en el Sureste de México son originarios de Centroamérica, pero algunos son africanos que llegaron con la esperanza de alcanzar el sueño americano y cruzar a Estados Unidos. “¡No hay comida!”, exclamó otra mujer ahí recluida y dijo algunas de las naciones de las que provienen sus compañeros. “Camerún, hay ghaneses, hay nigerianos, hay de El Congo, angoleños, hay tantos africanos, Bangladesh, de la India, hay mucha gente ahí”.