No se entiende ni es comprensible, mucho menos se explica, la postura y actitud de soberbia y prepotencia de Magaly Herrera López, jefa de prensa de Claudia Rivera Vivanco, quien en su primera responsabilidad de comunicadora de una institución gubernamental cree y piensa que es dueña de la verdad, y por lo tanto los medios deben estar a su disposición, so pena de retirarles el convenio o ya no renovarlo.

Dada su inexperiencia de titular de Comunicación, quizás la han llevado a insultar, enfrentar y calificar a diversos medios de extorsionadores por cuestionar la administración de la alcaldesa, cuando su función es dialogar, mediar y conciliar con ellos para llevar a buen puerto la política y obra de gobierno de su jefa Rivera Vivanco.

Pero cuando nunca se ha tenido el encargo de jefa de prensa, y más tratándose del Ayuntamiento de Puebla capital, es probable que “el poder” maree, crea que es “Dios en el Poder” y de “lecciones de periodismo” –por WhastsApp- a quienes tienen 20, 30 o 40 años de labor reporteril.

En fin, cada quien es responsable de sus actos y acciones, y lo que se siembra… se cosecha.

Se asienta lo anterior, porque el jueves pasado entró mensaje de WhatsApp al celular, cuando me trasladaba al programa de televisión “Los Criticones”, que transmite Alcance Diario-Rebattu, todos los jueves de 2:20 -3:30 de la tarde, con participación de los periodistas Vicky Fuentes, Arturo Alfaro y quien esto escribe.

Al llegar al estudio –obligado escribir en primera persona-, abro el mensaje y veo el remitente era Magaly Herrera.

Dije para mí, a qué debo el milagro. Vaya sorpresa.

-Pero-, para evitar interpretaciones de los mensajes de ambas partes, o que se diga que hay mala fe, sed de venganza, que se difama, se es soez, textual se transcribe:

Magaly Herrera:

“Buenas tardes, Gerardo. Antes que nada, espero que leas mi mensaje, pues el año pasado te escribí e intenté llamar para trabajar de la mano, dado el contrato que teníamos con tu medio.

“Eso no sucedió, pues nunca me respondiste mis llamadas. Me extraña mucho, dado que nos conocemos de años y hemos tenido una relación respetuosa, que hoy escribas información que carece de absoluta verdad y que con ello no sólo intentes afectar mi imagen, sino pongas en duda la honorabilidad de periodistas respetuosos.

“Si tienes alguna duda o comentario, aquí estoy, por si no tenías registrado mi número. Buena tarde”.

Gerardo Pérez:

“Buena tarde Magali, agradezco que finalmente envíes un mensaje después de 10 meses que estuviste al frente de Comunicación Social del Ayuntamiento.

“Yo te busqué infinidad de ocasiones a raíz de tu nombramiento y nunca respondiste.

“Entendí que Foro 21 no estaba en tus planes.”

“No estoy atentando contra ningún medio, porque no es mi estilo ni línea periodística.”

“La nota a que haces referencia no dice una sola palabra de corrupción.”

“Cada quien la interpreta.”

“Por cierto, tú me vetaste para entrevistar a tu jefa Claudia Rivera para Revista Diálogos, cuyo director es Pablo Quirós, a quien apoyo en notas especiales para que tu servidor las realice.”

“Quedo a tus apreciables órdenes”.

Magaly Herrera:

“Gerardo, hay que tener valor para sostener las cosas: 1) te llame infinidad de veces 2) tú tuviste un contrato con el Ayto el año pasado y aún así no respondiste. 3) ¿te vete? Pruébalo.”

Yo no veto a nadie, Dialogos no volvió a trabajar con nosotros porque tampoco me respondió las llamadas. En ningún momento dije que me acusabas de eso, te escribí que lo que dijiste es una mentira. Punto,. ”

“Si te sientes lastimado por alguna razón, estabas en tu derecho de expresarlo Me parece soez que uses la pluma para venganzas personales y no para fines profesionales. Ahí el punto.”

“Yo trabajo y en esos términos soy respetuosa.”

Si tú en su momento NO quisiste hablar conmigo, desconozco tus razones y bien pudiste exponerlas, pero elegiste la vía de difamar y en esos términos no me muevo”.

Gerardo Pérez:

“No difamo ni miento”

“Tengo valor y no rehúyo, menos me oculto o utilizo a terceros”

“Para no estar en correo epistolar, manda carta aclaratoria”

“Y punto”

“Y si dices que no vetas a nadie”

“Hay que preguntarle director Exclusivas”

“Al titular de Diálogos”

“Al Incorrecto”

“A MTP”

“En fin”

“Abrazo”

Magaly Herrera:

“Por qué no haces un esfuerzo reporteril básico: pregunta y luego afirmas.”

“Exclusivas: extorsión.”

“Dialogos: nunca me respondió una llamada y por tanto no puede ejercer mi contrato. ”

“El incorrecto: ellos me dijeron que no estaban interesados en tener un contrato con nosotros”

“MTP: lo mismo que El Incorrecto.”

“La diferencia, Gerardo, es que tú afirmas con suposiciones; yo con hechos. Hay una distancia enorme.”

Gerardo Pérez:

“Gracias por lo consejos “maestra”

“Próximo artículo la voy a consultar”

“Que tenga usted excelente tarde”

Magaly Herrera:

“De nada. A la orden¡”

Fin de la extensa, pero necesaria, transcripción del correo epistolar.

Por cuestión de espacio, mañana continuará esta historia, porque Magaly Herrera con sus respuestas –amén de mentir y faltar a la verdad- tal parece que está inmensamente interesada y preocupada en defenderse ella y defender a sus medios amigos, que a su jefa Claudia Rivera.

Por cierto, ¿sabrá Magaly Herrera que Foro 21 y Foro de Expresión de Radio en Redes fueron de los contados medios que abrieron espacio gratuito en reiteradas ocasiones a Claudia Rivera Vivanco, cuando era aspirante a candidatura de la Presidencia Municipal y casi nadie la conocía?

Si no lo cree, que le pregunte a Gabriel Biestro y a Olín Rivera, dos de sus principales promotores en 2018.

Por cierto, ¿qué medio de comunicación pierde convenio publicitario por no contestar llamada telefónica del jefe de prensa?

¿Será?

Al tiempo.