Alexander Kovalev rindió a Markus Rytohonka antes de concluir el primer round, causándole un desmayo con una “anaconda”

Odemaris González

Los momentos de tensión en la pelea entre el bielorruso Alexander Kovalev y Markus Rytohonka celebrada en la ciudad de Minsk, Bielorrusia, ocurrieron después de que el peleador Kovalev consiguiera su novena victoria sucesiva al ganarle por medio de una sumisión al finlandés Markus Rytohonka antes de que concluyera el primer asalto; sin embargo los fanáticos enfrentaron al árbitro encargado del combate, ya que consideró más tiempo del debido en parar el movimiento. 

Con la categoría Pluma, el combate tuvo una duración de cuatro minutos, finalizando en polémica en torno al árbitro, quien fue acusado por los fans de haber tardado en anunciar el final de la pelea. La lucha se divulgó alrededor del mundo, por medio de las redes sociales, a causa del impactante movimiento que realizó el joven bielorruso Kovalev, siendo conocida como Anaconda-Choke.

Sólo bastaron cuatro de los cinco minutos del primer asalto cuando la pelea se comenzó a tornar en el piso del octágono. Durante el corto forcejeo, el joven Kovalev logró colocar a Markus espaldas a la lona y poner su brazo por el cuello del finlandés para iniciar con su movimiento final.

El impactante movimiento consiguió inmovilizar la cabeza y brazo de Rytohonka, quien intentó liberarse del movimiento, pero no lo logró; el agarre duró 20 segundos que parecieron interminables hasta la separación del árbitro.

Algo que no pasó de largo en las redes sociales fue el momento en que el joven bielorruso se levantó entre ovaciones, pero el rival quedó inconsciente en la lona, generando preocupación en los fanáticos, ya que tardó un momento en recuperar el conocimiento.

“La mano del peleador quedó apretada y no pudo tocar. Para mí el luchador dejó en claro varias veces su rendición ¿Qué tipo de árbitro es este?”, expuso un fanático al observar el video que publicaron en la cuenta oficial de la compañía. “El árbitro llegó tarde, tocó, simplemente que no estaba en una posición cómoda”, añadió otro.

A pesar de las polémicas que se tornaron en cuanto a la victoria de Kovalev, el bielorruso consiguió su triunfo número nueve, sin tener hasta el momento una derrota; con 2 por vía nocaut, 5 por sumisión y dos por decisión de los jueces.