Durante el Día del Maestro reconoció a los docentes como los constructores de la sociedad

Redacción

Cuando pensamos en una maestra o en un maestro nos imaginamos a alguien que da clases, pero yo pienso en alguien que da alas, ilusiones y esperanza, porque si la educación lo es todo para una sociedad, entonces los docentes son los héroes anónimos que luchan para que los jóvenes lleguen a ser mejores ciudadanos, expresó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, durante la celebración del Día del Maestro. Allí felicitó y reconoció la labor que cada día llevan a cabo los académicos de la Máxima Casa de Estudios en Puebla, quienes, dijo, pueden tocar positivamente a un estudiante: lograr que se apasionen por una carrera, ser la respuesta a sus dudas e incertidumbres, un generador de cambio y un formador de seres humanos y líderes. Durante esta convivencia señaló que las maestras y los maestros “son los constructores de la sociedad; con sus valores fijan los cimientos, con sus enseñanzas colocan los ladrillos de lo que somos y con sus ganas de vernos curiosos abren las ventanas de nuestro futuro”.

Por otra parte, el Rector Alfonso Esparza señaló que los docentes y la universidad son esenciales en una sociedad, por lo que no es posible separarlos de lo que ocurre en su entorno. Por ello, dijo, cuando un universitario es violentado, discriminado o acosado, se convierte en parte de un malestar colectivo. “Trabajamos mucho en los temas de cultura de género, por ello nos comprometemos a participar activamente para ser parte de la solución, nos esforzaremos en dar conocer estos temas entre toda nuestra comunidad para lograr un verdadero cambio.

Vamos a implementar las acciones que sean necesarias para prevenir y erradicar la violencia de género, así como la desigualdad”, afirmó. En este sentido, consideró la importancia de abonar por una sociedad en la cual haya un ambiente de tolerancia y respeto, además de ser incluyente con los discapacitados, los hombres y mujeres con preferencias sexuales diferentes y con los marginados. Ante los docentes de todas las unidades académicas de la BUAP subrayó que como Universidad hay mucho que aportar y trabajar en todas las áreas y ámbitos. En Derecho, por ejemplo, donde deben incluirse estudios en materia de legislación y defensa de los derechos de género. “Esta es una lucha más de la que no podemos ser ajenos, pero si todos nos sumamos, participamos activamente y somos incluyentes sin importar diferencias políticas, ideológicas, de edad o clase social, podremos despertar a toda una comunidad universitaria que replique al exterior esta cultura de género y ayudar a que nuestros descendientes vivan en un entorno de equidad, igualdad y respeto”, puntualizó.

Durante la celebración, Edurne Ochoa, conferencista, capacitadora y analista de diversos organismos, impartió una plática en la que habló sobre la lucha de las mujeres por el acceso a la educación y la importancia de tomar acciones en contra de la violencia, que garanticen políticas de prevención y campañas con perspectiva de género.