Chivas sumó un punto que lo aleja de las posiciones privilegiadas de la zona de liguilla

Huber García

Ayer al mediodía, los Lobos de la BUAP sumaron un punto en casa ante las Chivas. Los poblanos fueron favorecidos por el resultado, toda vez que dejaron la última posición en la tabla porcentual, en cambio, los tapatíos minimizan sus esperanzas de calificar. Fue un primer tiempo flojo por parte de ambos equipos, pero el más efectivo fue Lobos BUAP. El Rebaño no renunció al ataque. La próxima fue importante, pues Alan Pulido se dio la media vuelta y fusiló a puerta, aunque en el fondo Toño Rodríguez atajó con una reacción impresionante. Para el complemento, mejoró en intensidad; las Chivas presionaron y pusieron igualdad a los 51 minutos, cuando el balón fue peinado en un tiro de esquina y Hedgardo Marín apareció a segundo palo para empujar con la testa. El partido era de ida y vuelta, con dos equipos que querían festejar el gol de la victoria. Los tapatíos fueron más peligrosos, sobre todo con jugadas de táctica fija. Al 66´, un centro fue martillado por Hedgardo Marín con dirección al rincón izquierdo, pero Toño Rodríguez, una vez más, salvó con un buen lance. La recta final fue interesante; ambos conjuntos tuvieron opciones importantes, pero sus respectivas defensas rechazaron el peligro. Es así que la igualdad perduró en el marcador; Lobos y Chivas dividieron unidades. Este resultado deja a los licántropos con 12 puntos en el escalón 16, mientras que los rojiblancos se quedaron en el décimo lugar con cosecha de 16 unidades.