Michaell Chirinos y Abraham González hablan sobre su llegada a la manada

Por: Ada de los deportes / @adadlosdeportes

Fotos: Redacción / Cortesía

De a poco, los Lobos de la BUAP continúan reforzándose y trabajando intensamente en su pretemporada, ahora en su casa, la cueva del lobo, a fin de apuntalar las armas para enfrentar al campeón Santos en ola fecha 1 del Apertura 2018 de la Liga Bancomer MX.

Al término de la práctica de jueves, dos de los refuerzos licántropos, el hondureño Michaell Anthony Chirinos Cortez y el centrocampista español Abraham González Casanova atendieron a los medios de comunicación ante los cuales hablaron sobre su llegada al equipo licántropo, además de sus expectativas para el torneo entrante, de su aportación el grupo, etc.

“Vengo con la ilusión de hacer las cosas bien” – Abraham González

El centrocampista español, proveniente de los Pumas UNAM, Abraham González Casanova comentó, que el principal motivo de su llegada a la institución universitaria “fue la presencia de Paco. Me llamó, ya había trabajado con él y me gusta mucho como trabaja, la idea que tiene del fútbol y me apetecía mucho volver a trabajar con él, salió la oportunidad y no dudé”.

Para esta nueva etapa, el jugador nacido en Barcelona, España detalló que buscará revancha con ahora de lobuno.

“Vengo con la misma ilusión de hacer las cosas bien, de recuperar mi nivel porque el último torneo fue difícil, para sacar al equipo de abajo porque se lo merece”.

Finalmente, el apodado “Ruso” indicó que la consigna del técnico Palencia es en todo momento “que confiemos en nosotros como individuos y como grupo, porque somos un equipo y si estamos juntos va a ser muy difícil que otro equipo nos gane y esa es la idea principal, confiar en nosotros, en la idea que tiene él de jugar al fútbol, de ser un equipo que busca la victoria y a eso saldremos.

“Trataré de dar lo mejor de mí para salvar la categoría” – Michaell Chirinos

Por su parte, el delantero hondureño Michaell Anthony Chirinos Cortez comentó, de su arribo a la manada que, “el profe Paco influyó a que yo viniera a este equipo, recibí una llamada de él, me expresó lo que ocupaba para el equipo, lo que necesitaba de mí y por eso no dudé en estar aquí”.

Respecto a cómo se ha sentido en estos días de trabajo con el club, el apodado “El Duende”, externó que “me he adaptado bien, llegué bien físicamente, los compañeros me han recibido de la mejor manera, estoy trabajando fuerte para estar al 100 y como todo jugador, uno quiere crecer y tengo que estar bien”.

Como punto final, el nacido en Tegucigalpa, Honduras reiteró que, dará lo mejor de sí, ya que “vengo a una liga importante, de las 10 mejores del mundo. Eso me ayuda a seguir trabajando, a esforzarme al máximo para dar lo mejor. En lo colectivo, trataré de dar lo mejor de mí para enfocarnos en salvar la categoría y luchar cada partido”.