En lengua náhuatl, Mitla significa Lugar de muertos, mientras que en zapoteco sería Lugar de descanso. Ubicada en Oaxaca, la hermosa zona arqueológica tiene una fiesta anual que dura una semana y se inaugura el 25 de enero en honor al santo patrón del pueblo: San Pablo.

Durante esos días, Mitla se llena de juegos mecánicos, actividades culturales y deliciosos antojitos típicos de la región. El 31 de enero la celebración llega a su fin con un baile popular.

La historia de Mitla es fascinante. En tiempos ancestrales, mucho antes de la llegada de los españoles, fue un centro ceremonial zapoteco, con hermosas estructuras y extraordinarios patios con mosaicos de piedra pulida como protagonistas.

Los españoles destruyeron muchos templos de la zona y utilizaron las piedras para construir una iglesia en honor a San Pablo, donde se realiza la misa de la Fiesta anual de la localidad.

Te sugerimos…

Además de visitar la ancestral zona arqueológica, recorrer las calles de Mitla, en donde encontrarás hermosas tiendas de artesanías.

La población, que suma 11 mil 825 habitantes, y cuyos dialectos son zapoteco y mixteco, también es famosa por sus telares.

Aquí este bellísimo sillón estilo Louis XVI, diseñado por Studio Roche Bobois, y forrado con tejidos realizados en un telar de cintura y pedal.

El lienzo con diseño geométrico, está inspirado en motivos zapotecos, teñidos naturalmente con diversos frutos y plantas:

Si eres una amante de las artesanías mexicanas y quieres un pretexto para ir de visita a Oaxaca, L´artesania de vivir es un proyecto en el que el arte popular mexicano se fusiona con estilos franceses a través de la marca Roche Bobois.

Del 15 de mayo al 1 de julio, en el Centro Cultural San Pablo, Oaxaca, podrás conocer la exclusiva colección de sillas creadas por maestros del arte mexicano, y provenientes de Hidalgo, Puebla, Chiapas, Oaxaca, Jalisco, Nayarit y Estado de México.

Nada mejor que visitar, y por qué no, adquirir una de estas hermosas sillas, 100% mexicanas, que nos reconectan con nuestras tradiciones, historia y costumbres.

La “Capital de la Cultura”, como se le conoce a Oaxaca, es Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1987; un reconocimiento otorgado por la UNESCO gracias a la belleza y valor histórico del estado.

 

 

Texto publicado originalmente en: Excelsior