Todos adoptamos una posición para dormir pero alguna vez te has preguntado sí ¿esto puede determinar tu forma de ser?, si te identificas con alguna de estas posiciones descubre lo que significa.

Posición fetal

Las personas que duermen en la postura del feto suelen ser dar una imagen social de personas confiadas y duras, pero son, en realidad, sensibles.

Pueden mostrarse tímidas cuando no conocen a las personas que le rodean, pero rápidamente se desinhiben y gustan de expresarse sin tabúes. Esta postura es la más observada en el estudio, puesto que más del 40% de los 1.000 participantes de la investigación la adoptan para dormir.

En tronco

Esta postura, que se observó en el 15% de los sujetos, consiste en dormir de lado, pero con los brazos y piernas estirados, formando el cuerpo un poste rígido.

Las personas que adoptan esta posición son ciertamente sociables y les gusta formar parte de círculos sociales. Se muestran confiados incluso con desconocidos y pueden pecar de ser demasiado ingenuos.

El orador

Muy similar a la postura de tronco, pero con los brazos extendidos hacia delante. Las personas que duermen en esta posición suelen ser más abiertas y sociables.

A su vez, se muestran dubitativos a la hora de decidir sobre su vida, y pueden resultar cínicos. El 13% de los participantes dormía de esta guisa.

El soldado

Boca arriba, estirados.

Estas personas se muestran reservadas y tranquilas. También son exigentes y tienen grandes aspiraciones. El 8% de los participantes durmió con la postura del soldado.

Boca abajo

Se trata de personas que se sienten muy cómodas conversando y compartiendo con los demás, y con una alta dosis de apertura a las nuevas experiencias. Representaron el 7% de la muestra.

También es cierto que tienen una tendencia a mostrarse más susceptibles e intranquilas de lo habitual. No aceptan las críticas ni las situaciones límite.

Estrella de mar

Personas muy leales, siempre dispuestas a escuchar a los demás y ofrecer su colaboración. Muy empáticas. No les agrada ser el centro de atención, son bastante prudentes y reflexivas.

Fueron el 5% del total de participantes quienes durmieron así; la postura menos repetida.

Texto originalmente publicado por: Psicología y mente