Kelly Bandala

Chignahuapan es un de los pueblos mágicos más visitados de Puebla gracias a sus hermosos lugares y paisajes pero muchas personas optan por visitar este pueblo ya que aquí se encuentra la Basílica de la Inmaculada Concepción y se dice que esta virgen concede múltiples milagros.
Muchos recorridos turísticos incluyen dentro de sus paradas esta Basílica ya que, con el tiempo, ha tomado una gran importancia no sólo en Puebla, sino en América Latina; este lugar es uno de los cuales los turistas deben visitar.

Su historia

La imagen de la Inmaculada Concepción fue encargada por el párroco Idelfonso Illescas al escultor poblano José Luis Silva, este la talló en cedro y la terminó en el año de 1972.
El artista responsable de la obra añadió diferentes elementos a la imagen (como a Eva y Adán) ya que en un principio solo se le pidió hacer a la virgen cargando al niño Dios.

Esta virgen por años fue considerada la figura más grande de todo el mundo pero con el paso del tiempo se construyeron otras mayores dejando a la Inmaculada Concepción como la más grande de América Latina; sin embargo esto no le restó belleza ni fé en los creyentes ya que año con año más y más personas de todo el mundo visitan este sagrado lugar de Chignahuapan para admirarla y rezarle.

Razones para visitar la Basílica de la Inmaculada Concepción

La imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción mide aproximadamente unos 12 metros de altura, esto es algo que nadie quisiera perderse ya que es la más grande de América Latina.

En 1999 el Papa Juan Pablo II promovió esta iglesia para que fuera considerada basílica.

Aún no ha complido ni medio siglo de antigüedad y ya es considerada una de las más importantes del estado.

Cada año acuden a ella miles de peregrinos y visitantes para solicitar o agradecer un milagro a la Virgen.

Se dice que esta virgen cumple la mayoría de las peticiones que se le hacen pero el deseo que siempre otorga a las mujeres es el de ser madre.

Dejando de lado la religión, es una enorme obra de arte que diferentes críticos han elogiado.