A partir del 1 de diciembre, las infracciones comenzarán a aplicarse

Lilian Posadas

 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) reveló que las multas para las empresas que no cumplan con la primera fase del etiquetado frontal de advertencia dispuesto en la Norma Oficial Mexicana 051 (NOM-051) para alimentos pre-envasados y bebidas no alcohólicas llegarán a 781 mil 920 pesos, previo a una inmovilización de los productos desde la bodega, y se implementarán a partir del 1 de diciembre, luego de una extensión al plazo otorgada en julio pasado.

El titular de la Profeco, Ricardo Sheffield Padilla, indicó que están preparando la estrategia para la supervisión del nuevo etiquetado, la cual representa un reto importante, por lo que ya se coordinan con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad), Wall-Mart de México y otras cadenas regionales que distribuyen alimentos procesados en el país.

Las multas por el incumplimiento van de 52 mil 128 pesos a 781 mil 902 pesos, mientras la sanción por brindar información comercial que conlleve un engaño al consumidor abarca de 347 mil 520 pesos a un millón 303 mil 200 pesos.

Algunas compañías han criticado esta nueva medida pues aseguran que esto afectará las ventas de sus productos, incluso algunas empresas han hecho amparos para que eviten el nuevo etiquetado.