La ola de violencia e inseguridad no para en el estado Puebla, con el asesinato de cinco personas en las últimas 24 horas, entre las que se encuentra una mujer y un policía estatal.
Un policía estatal fue ultimado al interior del Arco de Seguridad de Palmar de Bravo, en un caso del que la propia autoridad guarda hermetismo. Mientras un guardia privado que laboraba en la casa “Empeño Fácil” en la capital, fue asesinado por delincuentes que saquearon el establecimiento.
Dos personas más fueron ejecutadas por un comando armado en Cuapiaxtla de Madero, y una mujer, identificada como La Güera, fue hallada sin vida al fondo de la cisterna de su vivienda, en el conjunto habitacional SNTE.
En Palmar de Bravo, el policía estatal Reyes Matías Pavón murió en el interior del Arco de Seguridad, tras recibir un impacto de bala.

El uniformado, de apenas 21 años, fue encontrado al mediodía en la sala de juntas del Arco de Seguridad.

De acuerdo a las primeras versiones, fue el guardia en turno el que encontró el cuerpo de su compañero, con un impacto de bala en el área de la clavícula derecha.

El agente estaba tirado en el piso en donde compañeros le dieron los primeros auxilios pero ya no presentaba signos vitales.

La Policía Ministerial arribó al lugar y aseguró al elemento con número de placa 2999 Pablo P. de 20 años de edad, quien fue trasladado al Ministerio Público de Tecamachalco.
En el caso de La Güera, autoridades ministeriales investigan si se trató de un feminicidio o robo con violencia, debido a que la vivienda se encontró desordenada y hace falta un vehículo.
El cuerpo fue localizado tras el aviso de los mismos colonos de la Avenida Sección 1 Aguascalientes.
Al ingresar, la policía municipal encontró abierto el zaguán del domicilio, y después de la búsqueda el cuerpo fue hallado al fondo de la cisterna.
La mujer de aproximadamente 40 años de edad enviudó y vivía sola desde hace dos años. Se dedicaba a la venta de diversos objetos en un bazar, que anteriormente era una estética.

En Cuapiaxtla ejecutan a dos con más de 50 disparos

El tercer y cuarto asesinato se dio al filo de las 16:30 horas, cuando personas que viajaban a bordo de una camioneta Cherokee color negra fueron ejecutados a la altura de la desviación conocida como La Colorada, sobre la carretera federal Puebla-Tehuacán.
En el sitio quedaron los restos de los dos individuos, quienes permanecen como desconocidos.
Los cuerpos policíacos reportaron que escucharon detonaciones de arma de fuego, y al llegar al sitio encontraron la camioneta con múltiples impactos de arma de fuego. En su interior dos hombres sin vida y una mujer herida que fue auxiliada por paramédicos.
En el lugar fueron hallados al menos medio centenar de casquillos percutidos de diversos calibres, y trascendió que habría otras dos personas lesionadas que habían logrado huir.
En el quinto caso, testigos señalaron que cuatro individuos llegaron a la casa “Empeño Fácil”, donde amagaron a los empleados y se llevaron el dinero en efectivo, joyería y artículos diversos.
En la huida, el guardia de seguridad intentó perseguir a los delincuentes, cuando uno de ellos disparó a quemarropa contra el uniformado, que quedó tendido sobre la 3 Sur.
Al lugar arribó personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) para iniciar las investigaciones, a pesar que los responsables no fueron ubicados.

De enero a marzo suman 391 robos en Puebla

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) dio a conocer que nueve de cada 10 delitos denunciados en marzo por transeúntes ante la Fiscalía General del Estado (FGE) han sido con violencia.
Además la presencia de robo con violencia se ha incrementado en un 15 por ciento en el primer trimestre del presente año, respecto al mismo periodo de 2016.
De enero a marzo de 2016 se reportaron 340 delitos por robo a transeúnte, mientras que en el mismo periodo del presente año sumaron 391 casos.
Esto significa que en promedio se reportan 13 robos al día.
El robo a transeúnte es el tercer delito con violencia con mayor presencia en el estado de Puebla, sólo por detrás del robo a negocios y a vehículos, cuya incidencia es más alta, con 274 y 248 denuncias, respectivamente, ante la Fiscalía.

 

 

Texto publicado originalmente en: La Jornada de Oriente