Reuters

Una pintura de una escena callejera de París de Vincent Van Gogh será exhibida al público por primera vez, después de pasar más de un siglo en una colección privada de una familia francesa.

La obra, pintada por Van Gogh en 1887 mientras se alojaba con su hermano Theo en la capital francesa, será exhibida por la casa de subastas Sotheby’s en Ámsterdam, Hong Kong y París antes de ser vendida el mes próximo.

La casa de subastas puso un valor estimado a la obra de arte de entre 5 y 8 millones de euros.

Titulada, “Escena callejera en Montmartre”, la pintura muestra a un hombre y una mujer, caminando del brazo junto a una valla destartalada con un molino de viento de fondo.

La pintura es parte de una serie que Van Gogh produjo sobre escenas en Montmatre, un distrito montañoso de París ahora dominado por la iglesia de Sacre Coeur.

Cuando el artista estuvo allí, la iglesia estaba en construcción y el área era un mosaico de campos, casas y molinos en las afueras de la ciudad, que comenzaba a atraer al artista bohemio con rentas baratas.

La casa de subastas indicó que la pintura había aparecido en catálogos, pero nunca había sido expuesta públicamente. No identificó al propietario actual.

Sotheby’s dijo en un comunicado que muy pocas pinturas del período de Montmatre de Van Gogh permanecen en manos privadas. “La aparición en el mercado de una obra de este calibre, y de una serie tan icónica, es sin duda un acontecimiento importante”, afirma el comunicado.

Van Gogh llegó a París en 1886. Dejó la ciudad en 1888, diciendo que se había cansado del ritmo frenético de la vida parisina.

Se mudó al sur de Francia, donde se cortó parte de la oreja durante un episodio de enfermedad mental. Más tarde, el artista se pegó un tiro y murió cerca de París el 29 de julio de 1890.