Celebró los triunfos del tricolor en Coahuila e Hidalgo

Jesús Lemus

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no será satélite de ninguna fuerza política en caso de concretarse alguna alianza para las votaciones del siguiente año, sentenció el dirigente estatal, Néstor Camarillo Medina.

Así lo declaró después de celebrar los triunfos que tuvo de forma individual el PRI en los estados de Coahuila e Hidalgo, respectivamente.

Ante este escenario, dijo que el partido tiene las condiciones de ir solos en la renovación de diversos cargos públicos, pues los triunfos en aquellas demarcaciones, demuestra que el PRI no está muerto electoralmente.

Indicó que todavía no son un hecho las alianzas electorales con otros partidos, pero insistió que éstas se concretarán siempre y cuando no se vea al partido como un satélite para ganar posiciones.

Indicó que en 2018 recibieron una gran lección de los ciudadanos luego de perder la Presidencia de México, pero con los resultados de Coahuila e Hidalgo, se demuestra que hay condiciones de recuperar los espacios perdidos en Puebla.

“El PRI está listo para ir solo, el PRI no será satélite de nadie y hoy la ciudadanía nos está dando un voto de confianza (…) se reformó el estatuto para ir en alianzas, no estamos cerrados a eso, siempre y cuando no se minimice la trayectoria política del partido”, señaló Camarillo Medina.