¿Alguna vez has pensado en desayunar helado?

Muchas veces el placer está peleado con la salud; lo que es saludable no siempre es placentero y algunas de las cosas más exquisitas suelen pagarse caro a nivel de salud. Por eso, cuando nos encontramos con un estudio como este, vale la pena celebrarlo.

El investigador Yoshihiko Koga, de la Universidad de Kyorin, recién descubrió que si al desayunar intercambias cereal por helado, entonces estarás más alerta a lo largo del día y tu desempeño mental mejorará. Para concluir lo anterior Koga comparó la actividad cerebral de personas a quienes se les dosificó una porción de helado tras despertarse y otras a las que no (para lo cual, tuvieron que encarar diversos ejercicios mentales). Aquellos que comieron helado procesaron mejor la información, tuvieron reacciones mentales más ágiles e incluso reportaron niveles más altos de ondas cerebrales alpha (relacionadas con un estado de alerta y lucidez).

Texto originalmente publicado por: PijamaSurf