La Secretaría de Salud de Puebla confirmó que no se ha registrado ningún caso de Coxsackie en el estado, además reveló que tras una revisión al Centro de Desarrollo Infantil (CENDI) de Acatlán de Osorio por parte del personal de Epidemiología, se descartó toda sospecha de la aparición de un brote de este padecimiento entre los alumnos.

Arturo Mompin Ramírez, subdirector de Vigilancia Epidemiológica, indicó que se realizaron todas las pruebas para tener la certeza de que este padecimiento no existe en Puebla.

Explicó que el virus de Coxsackie  es uno de los que provoca el síndrome en pies, manos y boca, y que se caracteriza por la aparición de fiebre, ronchas, y úlceras en las manos y el resto del cuerpo.

Es una enfermedad de las consideradas benignas, ya que tarda en sanar en un promedio de 7 a 14 días. Es muy frecuente en los pacientes menores de 5 años y con mayor recurrencia aparece en las temporadas de calor, así como de lluvia pues es este último un ambiente propicio para detonar el número de casos, añadió.

Otros de los factores que la detonan es la falta de higiene con la que se maneja al paciente pediátrico, por ello, las recomendaciones que se hacen a la población es mantener un estricto control del cuidado de los enfermos.

Por lo anterior se recomienda lavar perfectamente áreas como bancas, mesas, sillas y todos aquellos lugares de contacto del paciente.

En el caso de escuelas, fabricas, negocios o casas, lo recomendable es suspender labores solo un día para hacer un proceso de limpieza general para eliminar todo contagio. Precisó que los únicos pacientes que tienen características de atención específica son aquellos que sufren de alguna enfermedad inmunodeprimida.

 

 

 

Texto publicado originalmente en: Municipios Puebla