El cuadro merengue recibió una goleada histórica dentro de la Liga de Campeones de Europa

El Real Madrid sufrió una histórica goleada de 0-3 ante el CSKA de Moscú, en duelo realizado en el Santiago Bernabéu. La proeza del cuadro ruso tiene mérito, toda vez que es la primera ocasión que este equipo gana en dos veces consecutivas en la Liga de Campeones de Europa al cuadro merengue, por si fuera poco, cortó la racha de 44 partidos que tenía el equipo de Santiago Solari en anotar en casa. En el primer tiempo, el equipo ruso se adelantó con 0-2 y culminó con un tercer gol del delantero izquierdo Arnor Sigurdsson en el minuto 73.

 Este sábado, el equipo que dirige el argentino Santiago Solari jugará contra el Rayo Vallecano, también como local por la Liga española y después partirá para disputar el Mundial de Clubes. El CSKA mostró un gran futbol, con posesiones largas y siempre creando peligro en el área de Courtois. Los dos primeros goles (Chalov y Schennikov) se vio bastante pasividad en la zaga blanca. El tercero ya se dio con un Madrid más volcado en la segunda mitad. Isco recibió pitos del Bernabéu. Por si fuera poco, se dio un ligero roce entre Isco y la fanaticada del Real Madrid. El desempeño del jugador malagueño no ha convencido a la grada y por ello llevó a que los aficionados le lanzaran silbidos luego de que este salió de cambio.