Por: Vive USA

La mujer asegura que no es antivacunas y explicó su caso

Una mesera de Brooklyn, Nueva York, fue despedida del restaurante donde trabajaba por negarse a recibir la vacuna contra Covid-19.

Desde inicios de febrero, los trabajadores de restaurantes son elegibles para vacunarse en la ciudad, pero Bonnie Jacobson, de 34 años, le dijo al medio New York Post que se negó por temor a que pudiera afectar sus posibilidades de quedar embarazada y entonces la gerencia del establecimiento Red Hook Tavern la despidió.

Bonnie Jacobson asegura que no es una persona antivacunas. De hecho, las apoya y celebra plenamente, pero tenía planes de embarazarse pronto y quiere esperar más investigaciones para saber si no afectarán su fertilidad.

Aunque las autoridades de Nueva York no obligan a vacunarse a nadie, el restaurante Red Hook Tavern hizo obligatoria la inyección para sus empleados y lo dio a conocer mediante un correo electrónico.

a mesera esperaba más flexibilidad y “compasión” por parte de sus jefes, pero remarca que no emprenderá acciones legales contra el restaurante. Asegura que sirven comida fabulosa y pagan bien, pero ahora quiere tomarse el tiempo para sí misma.

Las vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2 no han sido probadas todavía en mujeres embarazadas, pero tampoco se ha demostrado que sean inseguras.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) pide a las embarazadas consultar a su médico para evaluar los riesgos y beneficios. No obstante, recomienda a las médicos y enfermeras que están esperando un bebé recibir la vacuna porque su riesgo es alto.

Las consideraciones clave que las pacientes embarazadas pueden discutir con doctor incluyen:

  • La probabilidad de exposición al SARS-CoV-2, el virus que causa Covid-19.
  • Riesgos de Covid-19 para ellos y riesgos potenciales para sus fetos.