México gana por la mínima en Austria

Marca 

El tanto del Chucky fue mérito al mejor jugador del partido. A pesar de jugar sin un centro delantero natural, el Tri encontró en el futbolista del Napoli la llave para tocar a puerta. Sobre todo en un segundo tiempo de auténtico dominio mexicano.

La única diana de la tarde llegó por la vía de la táctica fija. Al minuto 89 Diego Lainez envió un tiro de esquina desde la izquierda hacia primer poste, donde Luis Romo prolongó de cabeza a la ubicación del Chucky, que no perdonó por la vía aérea. Adiós a la sequía de 200 minutos de México sin anotar.

El primer tiempo tuvo pocas emociones en los arcos y no fue hasta los últimos cinco minutos que el grito de gol se asomó. Primero al minuto 38, con un cabezazo de Bryan Ruiz; y posteriormente en tiempo añadido, con un remate del Chucky que fue tapado por Keylor Navas antes de que se señalara posición adelantada.

Los primeros minutos del complemento vinieron acompañados por nuevas llegadas de los mismos hombres, aunque ahora fue Lozano el primer en tocar a puerta con un derechazo que pasó por un lado de la portería (57′). Siete más tarde el capitán de Costa Rica, Bryan Ruiz, volvió a errar con la testa dentro del área chica.

A poco más de veinte minutos del final, Gerardo Martino realizó un par de movimientos que resultarían cruciales: Orbelín Pineda y Héctor Herrera refrescaron el medio campo, elevando la intensidad en ataque.

Al 72′ llegó la acción más peligrosa del encuentro, más allá del gol. Diego Lainez habilitó al Chucky, que disparó de derecha al travesaño; en segunda acción Carlos Salcedo remató directo a portería, pero Keylor tapó en la línea; y en una tercera jugada Orbelín reventó el travesaño con otro derechazo.

A 14 del final llegó un nuevo ataque de Lozano, ahora con un zurdazo desde afuera del área; y a ocho del pitazo Romo voló una aproximación frente al arco luego de un primer cabezazo de Herrera.

Hay que destacar que al minuto 80 Efraín Álvarez ingresó al terreno de juego, en su debut con la selección mayor de México.

Cuando parecía que el partido terminaría sin goles apareció el Chucky con un cabezazo que sentenció el partido. En tiempo añadido los centroamericanos pudieron igualar en dos ocasiones; sin embargo las malas definiciones de Allan Cruz y Kendall Waston dejaron igual el marcador.

Con el resultado México alargó su buena racha ante Costa Rica, equipo ante el que se mantiene invicto en sus más recientes siete compromisos. Ahora el Tri deberá prepararse rumbo a un ajetreado verano.