Sin reemplazar el factor humano sino optimizando y generando beneficios al tiempo del trabajador, revolucionando el concepto del RPA.

La corporación de software británica, Blue Prism Group, pionera en un software de automatización de productos robóticos ha logrado crear cuestiones que se creían una ficción y pasaron a ser realidad gracias a ellos. La empresa global más importante de su categoría, haciendo que las empresas vayan a otro nivel, ampliando un número de ganancias y eficiencia a las empresas, con solo inversión y nuevas fuentes de ingresos, para incluirse a las nuevas tecnologías.

Con el objetivo de potencializar los recursos humanos de cada empresa, simplificando tareas y transformando de manera digital los procesos, haciendo que los márgenes de error sean mínimos, generando una fuerza laborar más productiva y quizá el poder encontrar caminos a la estabilidad emocional en los trabajadores, al parecer sin importar el país, el sector o la industria.

La corporación británica brinda a las empresas e industrias, un modelo de software que beneficiara a miles de personas que durante esta pandemia, necesitan crear mecanismos para mejorar ventas, inventarios y aplicaciones de manera más cómoda y rápida.

“De este modo los clientes que ya usan Blue Prism tienen acceso a una plataforma empresarial escalable que combina automatización robótica y flujos de trabajo inteligentes con tecnologías como aprendizaje basado en Machine Learning, análisis avanzados, procesamiento de lenguaje natural, minería de procesos y capacidades cognitivas.”, dijo la industria durante un comunicado en su sitio oficial.

Esto surgió con el objetivo de mejorar el sistema de las industrias y empresas, que se vio afecta debido a la pandemia ocasionada por el COVID-19. “Hoy en día y debido a la crisis sanitaria, las empresas necesitan soluciones potentes de automatización a escala, agilizar la automatización de tareas y de este modo apoyar la digitalización de los procesos de trabajo, todo esto buscando eliminar cualquier clase de error.”, menciona Blue Prism.

Recordemos que para la corporación no es la primera vez que crea un software, ya que en 2003 expuso su  primer producto: Blue Prism Automate. Dos años más tarde en 2005, lanzo una segunda versión del Automate con funciones nuevas a gran escala, haciendo que Co-operative Financial Services utilizara el software en el mismo año.