Al igual que lo hizo en 2020, el presidente llamó a que las mujeres que se manifiesten el 8 de marzo lo hagan sin violencia. También pidió no dañar comercios ni monumentos históricos.

Decálogo por la libertad y la paz en la protesta social

  1. El gobierno respeta el derecho de todas las personas, especialmente cuando disienten o son minoría.
  2. El gobierno no discrimina ni criminaliza la protesta social.
  3. El gobierno garantiza la libertad de expresarnos, sin afectar los derechos de terceros ni promover la guerra, el odio o la violencia.
  4. Se debe privilegiar el diálogo y la resolución pacífica de conflictos siempre, especialmente cuando hay tensiones entre la libertad de expresión y los derechos de terceros, incluso cuando sea legal usar la fuerza pública o las personas manifestantes no estén dispuestas a dialogar.
  5. El derecho de manifestación, expresión y reunión no es condicionable, garantizando los derechos de terceros.
  6. Jamás se usará la fuerza pública para reprimir, agredir o afectar de cualquier manera a las personas que expresen sus ideas de forma pacífica.
  7. El gobierno salvaguardará la integridad física, los bienes y la seguridad personal de las personas manifestantes y terceros.
  8. Se garantiza y respeta la labor de periodistas y comunicadores durante las manifestaciones, reuniones o cualquier forma de protesta social.
  9. Protocolos, planes operativos y capacitaciones de los cuerpos de seguridad para atender a la protesta de las mujeres, niñas y adolescentes deben priorizar las acciones de prevención y el diálogo, para evitar confrontaciones entre manifestantes y terceros.
  10. México es un país de hombres y mujeres libres de manifestar sus ideas, reunirse y expresarse del modo que decidan.

Expansión Política 

A cinco días de que se realicen marchas por el Día Internacional de la Mujer, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió que quienes participen en ellas se manifiesten sin recurrir a la violencia y evitando dañar monumentos históricos.

“No hay prohibición, nada más, como recomendación, que sean manifestaciones pacíficas, que no se dañe a establecimientos comerciales, que no se afecten monumentos públicos y mucho menos que se agreda a otras personas”, dijo este miércoles en su conferencia matutina.

A pesar de la pandemia de COVID-19, colectivos y grupos feministas han convocado a manifestarse el próximo lunes 8 de marzo para exigir que se respeten los derechos de las mujeres. La Ciudad de México, el Estado de México, Veracruz, Jalisco, Chihuahua, Nuevo León, Michoacán, Colima, Quintana Roo, Yucatán y Morelos son algunos de los estados donde se ha convocado a marchar por el #8M.

El presidente López Obrador dijo que a diferencia de países como España, que limitaron a 500 mujeres la participación en protestas, en México no hay prohibiciones; sin embargo, al igual que lo hizo en 2020, pidió a las mujeres no realizar actos de violencia.

“Que también haya cuidado para que no vayan a dañarse de los mismos manifestantes, mujeres u hombres, porque la vez pasada tiraron bombas, a veces hasta se afecta a quienes van a manifestarse y protestar libremente”, afirmó.

El año pasado, el mandatario federal pidió a las manifestantes no rayar las paredes de Palacio Nacional, lo cual generó enojó entre mujeres.

“A las feministas les pido, con todo respeto, que no nos pinten las puertas, las paredes, que estamos trabajando para que no haya feminicidios, que no somos simuladores y que no esperen que nosotros actuemos como represores, que no nos confundan”, dijo López Obrador días antes de la marcha.

Para evitar la violencia en las manifestaciones, hace unos días el gobierno federal presentó un “Decálogo por la libertad y la paz en la protesta social” , el cual se promoverá en las marchas del lunes.