La calificadora recortó dos escalones el nivel de la deuda de Pemex y la colocó en perspectiva negativa

Huffignton Post

Fitch Ratings recortó dos escalones la calificación de la deuda de Pemex y una de las razones, es porque considera que la medida recientemente anunciada por el gobierno mexicano para apoyarla, no es suficiente para contrarrestar su reciente deterioro en el perfil crediticio. El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la agencia calificadora Fitch Ratings es muy “hipócrita” y aseguró que esta permitió el saqueo de Petróleos Mexicanos (Pemex), pues avaló la Reforma Energética. Lo anterior, luego de que Fitch Ratings recortó dos escalones la calificación de la deuda de la empresa y la colocó en perspectiva negativa, lo que significa que muy pronto la podrían bajar de nuevo y estaría al borde de perder el grado de inversión. La baja en las notas de escala internacional en moneda extranjera pasó de BBB+ a BBB- y en escala nacional de largo plazo de AAA(mex) a AA(mex).

Sabían que no llegó la inversión extranjera y que no se incrementó la inversión en Pemex y que eso fue lo que produjo la caída en la producción petrolera y nunca dijeron nada, guardaron un silencio cómplice; y ahora que estamos recuperándola, salen con sus recomendaciones o tratando de calificar sobre el desempeño”, Amlo Este martes, Fitch señaló que el recorte tiene que ver con la baja de calificación individual (sin apoyo del gobierno) a CCC desde su anterior calificación de B-. Una calificación CCC ya es considerada por los inversionistas como ‘bono basura’. “El deterioro del perfil crediticio individual de Pemex a CCC ha llevado a que Fitch baje su evaluación sobre el incentivo por parte del gobierno mexicano para apoyar a la compañía a ‘fuerte’ desde ‘muy fuerte’, lo que resultó en una calificación internacional menor en dos niveles a la del soberano”. De acuerdo con Luis Miguel González, director general editorial de El Economista, una baja en la nota implica un incremento en la tasa de interés que se paga y eso afecta la capacidad de gasto e inversión del gobierno. También Leo Zuckerman señala en su columna de este miércoles para Excélsior, titulada Pemexproa, que “al bajar su calificación, la petrolera tendrá que pagar más intereses al colocar nueva deuda. Tan sólo este año, se calcula que Pemex tendrá que contratar cinco mil 400 millones de dólares de nuevo endeudamiento”. Para la calificadora, la medida recientemente anunciada por el gobierno mexicano para apoyar a Pemex no es suficiente para contrarrestar su reciente deterioro en el perfil crediticio. La empresa tiene una deuda de 107 mil millones de dólares y paga una tasa de hasta el 80% sobre sus utilidades.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.