Cifras del Consejo Nacional de Población (CONAPO) revelan que, alrededor del 40% de los embarazos no deseados ni planificados se presentan en jóvenes entre los 15 y 19 años, mismo periodo en el que se registran mayor número de muertes materno-infantiles.

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) realizada por el INEGI, en el 2014, habían 5 millones 335 mil mujeres adolescentes entre los 15 y 19 años en México; de las cuales, 911 mil 222 tuvieron al menos un embarazo. Es decir, una de cada cinco.

 

Esta cifra ha aumentado en relación con los resultados de la ENADID 2009, cuando se registraron 892 mil 321 casos.

 

El embarazo en adolescentes ha encendido las alarmas en la Secretaría de Salud (SSA), que en principio, ha buscado entender las razones de la gran cantidad de casos mediante la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), debido a que México ocupa el primer lugar en embarazos en mujeres menores de 20 años entre los 34 países de la OCDE.

 

Uno de los problemas es el acceso a métodos anticonceptivos o la desinformación, cuestiones que se conjuntan para que este fenómeno se cultive, debido a que la ENAPEA ha arrojado que 95% de las adolescentes no utilizaron un método anticonceptivo en su primera relación sexual.

 

Otro factor que influye en que una de cada cinco adolescentes sea madre antes de los 20 años, son los tabúes y los mitos acerca de la sexualidad. “Todavía es posible observar que en el país hay quema de libros que hablan de la sexualidad, o el mito de que en la primera relación sexual es difícil embarazarse. Eso provoca mucha desinformación”, explicó Nayeli Yoval, coordinadora general de Elige, organización defensora de los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes.

Texto publicado originalmente por: ADN40

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.