La diabetes mal controlada acarrea complicaciones graves a la salud, pues los órganos vitales pueden verse afectados, además, representa un mayor gasto por el tratamiento. Si estás presentando alguno de estos síntomas,coméntalo con tu Médico para que ajuste tu tratamiento.

• Glucosa en niveles altos. Si tus mediciones constantemente arrojan números elevados, es necesario evaluar si las acciones o los medicamentos de control están funcionando.

  • Más infecciones. Un mal control también debilita las defensas por lo que hay más afecciones en la piel o las vías urinarias, que tardan en resolverse.
  • Cambios en la orina. Otro indicio son las frecuentes ganas de orinar y una orina más oscura o con espuma.
  • Mucha sed. Altos niveles de glucosa provocan deshidratación y que haya mucha más sed aunque se tome agua, pues el cuerpo no es capaz de absorberla.
  • Comer mucho sin subir de peso. El mal procesamiento de la glucosa causa falta de saciedad, además, el cuerpo usa la grasa almacenada como energía y, por eso, no subes de peso.
  • Aliento «raro». El descontrol llega a provocar que el organismo cree acetona, que puede tener un olor afrutado.
  • Presión alta. Es importante vigilar si la presión arterial es alta porque esto sumado a la Diabetes lleva a enfermedades cardiacas.
  • Hormigueo y entumecimiento. Pueden dañarse los nervios de manos y pies que se traduce en esas sensaciones. Control en tres pasos El éxito del control de la Diabetes se centra en el equilibrio de tres factores:
  1. El uso correcto de medicamentos (insulina u otros).
  2. La cantidad y calidad de la comida que se consume.
  3. La frecuencia y el tipo de ejercicio que se realiza. Con asesoría de tu Médico lleva a cabo un plan funcional a tus necesidades y preferencias, y controla tu Diabetes cuanto antes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.