Huffignton Post

Mientras se suman candidatos a la boleta y se recrimina la actividad del Tribunal Electoral, la incertidumbre sobre los procesos electorales se tensa. Sin embargo, algunos análisis desde el exterior del país pueden ayudar a dar una perspectiva más completa. La agencia Moody’s Investors Services anunció el día de ayer un cambio de negativo a estable en la calificación que le da a México, manteniéndola en A3. Ésta, en los términos de la calificadora, habla de la posición 7 de diez escalones de grados de inversión. Las “A” son consideradas de grado medio alto y están sujetas a un bajo riesgo crediticio. Y el 3 significa el extremo inferior de esa categoría. La calificación la justifican a partir de los siguientes factores: Los riesgos para el crecimiento derivados de la renegociación del TLCAN están retrocediendo a medida que el compromiso entre los miembros del tratado se ha mantenido sólido a pesar de un desafiante proceso de negociación. Las reformas estructurales adoptadas desde 2013 han aumentado la resiliencia de la economía mexicana a los choques, lo que ha contribuido a resultados fiscales favorables y a un descenso moderado del endeudamiento del sector público. La opinión de Moody’s es que la probabilidad es baja de que la próxima administración, a través de un cambio brusco en la política, debilite las tendencias económicas y fiscales del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.