La forma de vestir, el peso, la estatura, edad y creencias religiosas son las principales causas de discriminación en México

Huffignton Post

Hay medallas de oro que nadie desea. En periodismo, el cliché dicta que hay que llamarle “deshonroso primer lugar” a esa posición en lo alto de un ranking que avergüenza al ganador. Y este lunes, la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) en México otorgó ese dudoso honor a Puebla, como la entidad donde más se discrimina en México. Ese es el diagnóstico de la encuesta realizada el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Debajo de Puebla, conocido en el país por su conservadurismo, están los estados de Colima, Guerrero, Oaxaca y Morelos.

El mismo muestreo establece que uno de cada cinco mexicanos, el 20,2 por ciento de la población, reconoció haber sido discriminada en el último año: por partes iguales, hombres y mujeres sienten sus derechos vulnerados, en primer lugar, por la forma de vestir y arreglo personal, luego por su peso o estatura, por su edad y por sus creencias religiosas. ¿Cómo lo viven? La mayoría de las mujeres siente esa discriminación cuando no le permiten recibir apoyos de programas sociales, mientras que los hombres lo viven más en la negativa para recibir atención médica o medicamentos. Otros datos revelan la frecuencia de la discriminación en México: tres de cada 10 miembros de la comunidad LGBTQ aseguraron sentirse discriminados; 72 por ciento de los encuestados reconocieron que los derechos de las personas trans no son respetados; y la mitad de los mexicanos admite que los derechos de las mujeres siguen sin respetarse.

La ENADIS 2017 también registró un “efecto Trump”: 39 por ciento de los encuestados no rentaría su casa a un extranjero, por el simple hecho de que no comparten nacionalidad. El 39 por ciento de los hombres no alquilaría su propiedad a alguien con VIH y el 15 por ciento de las mujeres no lo haría a una persona indígena. En cuanto a los prejuicios que están más generalizados en México está, en primer lugar, la idea de que las y los jóvenes son irresponsables (63 por ciento lo piensan los hombres, 58 por ciento mujeres); segundo, la idea de que, a más religiones permitidas, más conflictos sociales (45 y 44 por ciento, respectivamente) y, tercer, que los pobres son pobres porque quieren (42 y 37 por ciento, respectivamente) Más mediciones como valores, actitudes, situación y causa de discriminación pueden leerse en el reporte completo disponible en este enlace.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.