Por: Padres e Hijos

Hoy en día las redes sociales juegan un papel fundamental en nuestra sociedad, ya que nos sirven como la principal vía de comunicación y la más efectiva, sin embargo, para los adolescentes puede resultar perjudicial, ¡te decimos la razón!

 

Para los jóvenes de entre 12 y 16 años de edad, las redes sociales sirven principalmente para hacerse notar y sobresalir entre los amigos, pero cuando sus planes de ser populares se frustran, su autoestima se puede ver dañada y acarrear peligrosas consecuencias.

 

El suicidio ha sido uno de los principales temas a debatir, ya que los chicos al sentirse desplazados, ignorados o atacados, llegan a tomar fuertes decisiones, a consecuencia de la etapa de los grandes cambios.

 

No permitas que tus hijos se vuelvan adictos a las redes sociales

 

Como padres debemos tomar medidas para que no se conviertan en adictos a la tecnología y para que, también se olviden de vivir su vida de una manera acelerada, presta mucha atención:

 

La comunicación es la base de todo

Debemos evitar expresiones demasiado contundentes al marcar ciertos límites en el uso de estos canales si queremos evitar que los jóvenes se sientan atacados. El consenso con ellos la hora de establecer los límites también es fundamental, y nos permitirá a nosotros como padres averiguar y analizar cuáles son sus demandas y necesidades más inmediatas.

 

Controlar de manera moderada

Una vez que se han pactado los límites, es importante llevar un seguimiento de las fotos que publican tratar de ubicar a sus seguidores y de las personas a las que siguen, así como el tiempo que pasan conectados, ya que estos parámetros son los principales indicadores de la gestión y uso que hacen de las redes.

 

No permitas que tus hijos se vuelvan adictos a las redes sociales

 

Predicar con el ejemplo

Todo lo que los papás hacemos, sirve de ejemplo para nuestros hijos, por eso es importante que como padres, evitemos el uso excesivo de internet y de las mismas redes sociales, ya que al parecerles algo normal, lo seguirán haciendo.

 

Fomentar actividades fuera de internet

Debemos evitar que el niño deje de hacer actividades físicas en lugar de la tecnología, ya que es muy importante para su desarrollo físico y emocional, de no ser así la socialización en persona se puede complicar.

 

No permitas que tus hijos se vuelvan adictos a las redes sociales
Fortalecer su autoestima
Reforzar su autoestima y  seguridad, para que los jóvenes que exponen su vida en las redes sepan encajar mejor las posibles oscilaciones de influencia o las críticas.
Educar con eficacia y justicia.  
Y para ello es necesario, en primer lugar, ofrecer tiempo de calidad, en donde debemos fomentar entre los más pequeños el pensamiento crítico, para lograr la adquisición de una moral que les permita distinguir lo que está bien de los que está mal, e interiorizar unos valores acordes al sistema familiar al que pertenece. Transmitir valores o compartir tradiciones familiares nos facilitará la tarea.
Siguiendo estas medidas, la relación de tus hijos con las redes sociales, ¡se puede volver moderada!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.