Se trata de una de las recopilaciones hechas por Nemesio Barragán Solís, brindándole a los habitantes de este municipio serrano un baluarte cultural inigualable y que está trascendiendo fronteras

I de IV Partes

Víctor Gutiérrez

 Zacatlán es un lugar enigmático, lleno de belleza arquitectónica y natural, que se convierten en lo que hoy día es, en un Pueblo Mágico. Pero también, este municipio, enclavado en la sierra norte de Puebla, ha dado a la comunidad poblana en general y al país mucho de sí, ya que no sólo se trata de historia y belleza indígena y criolla mezcladas y que son un deleite para todos. Zacatlán representa un valioso lugar que aporta a la cultura mucho, basta con saber que uno de sus danzones más reconocidos, el danzón Zacatlán, ha sido interpretado en más de 80 géneros y estilos musicales. Tuvo episodios históricos que la convierten en tierra de héroes y grandes hombres. Y es precisamente en el ámbito de la música, que Zacatlán ha dado grandes hombres a nivel nacional e internacional, y para ello, Nemesio Barragán Solís, quien en su momento fue funcionario público, hoy dedicado a la investigación, ha descubierto una serie de documentos, entre enciclopedias y libros de historia, en los que destacan más de 14 zacatecos músicos de los siglos XIX y XX, que le dieron a esa región del estado de Puebla, al país y al mundo, una importante aportación de sus dotes y talentos.

Esta recopilación, como lo aclara el investigador, no es para publicarse como un libro, pues él sólo se dedicó a buscar e indagar sobre algunos músicos de este pueblo mágico y sustrajo los textos de aquellos documentos oficiales y enciclopedias en donde los mencionan, pero que hablan de cada uno de ellos. La labor, agregó, no ha sido fácil, pues no hay muchos documentos que detallen sobre la vida y obra de los músicos zacatecos, pero es interesante la labor que realizaron y su vasto repertorio, que, de acuerdo con Nemesio, vale la pena que la gente tanto de Zacatlán como de Puebla lo conozcan y se sientan orgullosos de esa parte de su cultura. De hecho, esta recopilación será presentada en estos días en homenaje a los músicos zacatecos, y espera que alguien le apoye para realizar una investigación mucha más profunda y logré realizar un trabajo que sirva para el acervo cultural de su región. Así, Nemesio Barragán nos entrega la primera parte de este importante trabajo de investigación en el que destaca la existencia de músicos de Zacatlán que le dieron a Puebla y México mucho y que hasta ahora no han sido reconocidos. Su trabajo arranca con el título adecuado para ello: Músicos Zacatecos del Siglo XIXy XX.- Los MÚSICOS ZACATECOS que nacieron durante la segunda mitad del siglo XIX y la primera del siglo XX, conformaron una pléyade de músicos y compositores destacados que marcaron con su quehacer la música de México y siguen siendo referente entre las nuevas generaciones de músicos mexicanos. Muestra de ello es que en varias publicaciones biográficas y especializadas aparecen sus biografías bien documentadas, lo que permite observar la importancia de su quehacer, y el de su obra en el caso de los compositores. Los libros y publicaciones consultados en los que aparecen biografías o datos de músicos zacatecos son: el Diccionario Enciclopédico de Música en México, el Diccionario Biográfico de Puebla, la Historia de la Música en Puebla, el libro La Manzana. De Kazakhtan a Zacatlán; y en las Memorias del 1er Simposio La Música en México; además de que en la red mundial también se encuentran datos de ellos, en publicaciones de periódicos digitales o publicaciones de personas que han querido significar la trayectoria de estos músicos. Una de estas primeras obras o documentos es el de las biografías de los músicos hecha por El Diccionario Enciclopedia de Música en México.

DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO DE MÚSICA EN MÉXICO

 Nota aclaratoria: los nombres y apellidos que aparecen entre paréntesis [ ] no los registra el diccionario pero los escribo para que el lector conozca el nombre completo de los personajes. El Diccionario Enciclopédico de Música en México de Gabriel Payerón, publicado por la Universidad Panamericana en 1996, registra a siete músicos nacidos en Zacatlán: Aurelio Barrios y Morales, Domingo Díaz y Soto, Everardo Díaz y Soto, [Oscar] Guillermo Flores Méndez [y Méndez], Agustín Oropeza Barrera, Guillermo Orta Velázquez y Roberto Téllez Oropeza; además de un apartado dedicado a Zacatlán; en el que se menciona a esos siete músicos, además de Manuel González Nieto, de quien no presenta su biografía. Barrios y Morales, Aurelio (n. Zacatlán, Pue., 27 jul. 1880; m. San Pedro de los Pinos, DF, 29 sep. 1943). Organista, compositor y pedagogo. Inició sus estudios en canto llano, piano y órgano a los diez años de edad, en el Seminario de Puebla. En 1903 se encargó de los servicios de la capilla musical del templo de La Concordia, en Puebla capital, cuyo órgano estrenó ese año. Becado por esa iglesia, en 1905 ingresó al CNM, donde estudió con José Guadalupe Velázquez (órgano), Francisco Contreras (piano), Rafael J. Tello y Gustavo E. Campa (con ambos armonía y composición). Obtuvo el primer premio en cada uno de los tres grados profesionales de la carrera de órgano, por lo cual consiguió en 1914 el nombramiento de profesor de esta cátedra, la cual desempeñó hasta 1918 en que Eduardo Gariel la suprimió. En 1921, al restablecerse la cátedra de órgano en el Conservatorio bajo la dirección de Julián Carrillo, Barrios y Morales fue llamado a desempeñarla nuevamente, junto con la clase de canto llano, y en ambas permaneció hasta 1936, cuando fue sustituido por Jesús Estrada.

 Durante los años veinte también trabajó regularmente como organista en salas de cine de la ciudad de México. Fue organista y maestro de capilla en el templo de Nuestra Señora de Lourdes (Colegio de Niñas; 1906-1943). Jurado calificador en el concurso de composición convocado por el Primer Congreso Nacional de Música* (1927); en los concursos instrumentales convocados por la OSN (1930-1942), y en los de la SEP (1937-1942). En 1927 recibió el grado de doctor en música por la Universidad Nacional, primer título en esa especie otorgado por una institución mexicana de enseñanza superior. Su labor como maestro de órgano en el Conservatorio Nacional fue destacada: en sus cátedras incluía, además de repertorio y análisis de obras tradicionales del Renacimiento y el Barroco, partituras de compositores modernos como Dupré, Vierne y Caussade. Fueron alumnos suyos Pedro Michaca, José Ordóñez, Alfonso de Elías, Enrique Jaso y Elvira Larios, entre muchos otros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.