Eduardo Sánchez

El primero y único debate entre candidatos a la gubernatura del estado, organizado por el IEE, careció de dinamismo y dio apertura al ataque de los aspirantes, gracias al formato aprobado por los partidos, así como la falta de presencia del moderador, según opinan expertos en la materia. Claudia Ramos Pérez, politóloga y catedrática de la UPAEP, declaró, en entrevista para Exclusivas Puebla que el ejercicio democrático fue más una exposición de ideas que un debate, aunque existieron réplicas y contrarréplicas, los tiempos acordados fueron demasiado cortos. Asimismo, destacó que, en todo el debate, se contemplan ataques, pero enfocados al desempeño de los candidatos y no a su vida personal, cosa que también extrañó, pues el Instituto Electoral del Estado indicó que el moderador, Juan Carlos Valerio, apagaría el micrófono a los participantes cuando éste considerara que estuvieran insultando a los adversarios. Bajo este marco, la politóloga puntualizó que el formato fue aprobado por los representantes de cada partido, por lo que no sería raro que se buscara defender a alguno de los participantes. Al mismo tiempo, invitó a realizar un cambio en los lineamientos. El debate, más allá de ser un espacio para atacar, da cuenta de las principales problemáticas que aquejan a los poblanos como el reconocimiento de Martha Erika Alonso en el aumento de la inseguridad, que, de manera general, es un punto positivo para la toma de una mejor decisión a la hora de ejercer el voto.

MARTHA ERIKA ALONSO

Algunos medios locales, incluso, encuestadoras como Massive Caller, colocaron a la candidata por la coalición Por Puebla Al Frente como la ganadora del debate, en opinión de Claudia Ramos, fue Martha Erika Alonso quien dejó un mejor sabor de boca. Indicó que obtuvo cierta ventaja luego de que Luis Miguel Barbosa, candidato por la coalición Juntos Haremos Historia, no dio buenas respuestas a los ataques lanzados por el resto de los participantes. De manera general, reveló que a los candidatos les falto más contundencia, como en el caso del priista Enrique Doger, quien atacó a los punteros en vez de comunicar propuestas que le ayudaran a recuperar votos y lo sacaran del tercer lugar de las encuestas. Michel Chaín, abanderado del Partido Verde Ecologista de México, fue un caso destacable, pues dirigió su discurso, principalmente, a los jóvenes, incluso, decidió aligerar su imagen con la ausencia de una corbata y, a pesar de sus ataques a los dos punteros, fue uno de los más concisos.

MÁS DEBATE

Agrego que, tras el debate, es necesario tener un segundo y hasta un tercer ejercicio con un formato distinto, que dé apertura a la correcta exposición de ideas, así como se respeten los lineamientos, como apagar el micrófono a quien ataque e insulte a sus adversarios. En este ámbito, refirió que a los candidatos les falta tener un mensaje más conciso, pues daban propuestas de campaña, pero se debe hondear en otros rubros como la viabilidad de las políticas públicas, tanto en materia económica, social y de infraestructura.

BARBOSA CON AMLO, MARTHA ERIKA SIN ANAYA

La catedrática resaltó el apego que tienen algunos candidatos con sus partidos, así como el casamiento con el discurso de los candidatos a la presidencia. Tal es el caso de Luis Miguel Barbosa y Andrés Manuel López Obrador. Pues, el candidato local de Morena está plenamente consciente de la fuerza que representa AMLO, razón por la cual, su discurso fue orientado bajo los mismos lineamientos, incluso, defendió al candidato presidencial de cada ataque. Caso contrario el de Martha Erika Alonso, quien, ante los dos ataques dirigidos hacia Ricardo Anaya, no emitió postura alguna y, a decir de la politóloga, se debe a que, en los últimos días, Anaya ha ido a la baja en la carrera a la presidencia, lo cual le podría restar votos en Puebla.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.