Enfermo, desempleado y sin dinero, un padre intentó todo y creyó que lo mejor era dejar este mundo

Infobae

El hombre no tenía dinero para darle de comer a sus hijos, por lo que decidió que la única opción para todos era morir. En un pueblo de Michoacán, un padre de familia hizo ingerir veneno para cucarachas a sus dos hijos y su esposa porque no tenía dinero ni trabajo para mantenerlos y estaba enfermo. La gente de su comunidad descubrió el hecho y llamó a los cuerpos de rescate, que llegaron a tiempo para prestar auxilio a toda la familia. Sin embargo, ahora los padres serían acusados de intento de homicidio de sus hijos. En el cerro de la comunidad El Granjero, en Zitácuaro, Saúl “N”, de 30 años, decidió que la única salida a su precaria situación económica era acabar con su vida y la de su familia. Su esposa, identificada como Laura Aidé, de 29 años, al parecer estuvo de acuerdo con la decisión de su esposo, al ver la situación en la que se encontraban sus dos hijos, Yamilet y Saúl, de 6 y 8 años, respectivamente. Juntos decidieron subir en familia a la parte alta del cerro y engañar a los niños para que tomaran el veneno para cucarachas, que consiguieron en una tienda con la promesa de pagarlo después, porque en ese momento no tenían dinero.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.