La marca del óvalo azul ha revelado una imagen donde se logra apreciar el frente del vehículo entre sombras

Por: Ignacio Badillo

Durante el pasado fin de semana, Ford filtró una foto en la cual se alcanzan a apreciar las líneas y formas que conformarán el frente del que será su auto insignia para 2019, el Shelby GT500. Además de la foto, en Instagram publicó un video donde se muestran partes del vehículo, como parte de las parrillas frontales, el techo y la parte trasera (aunque de forma difuminada o muy cerrada la toma), sin embargo, un detalle que sorprendió a muchos, fue que los faros del FaceLift que Ford implementó para el Mustang en 2018 no estén presentes; a pesar de ello, dejó entrever un dato que casó mucho revuelo, más de 700 caballos presentes bajo el cofre. A pesar de que había rumores y de manera extraoficial se sabía que contaría con más de 700 caballos de fuerza, la confirmación del dato ha causado revuelo entre los amantes de los autos americanos. El dato antes mencionado, hace que el GT500 se coloque como competidor directo del Dodge Challenger SRT Hellcat, mismo que vio la luz luego del paro a la producción del GT500 (por allá de finales de 2014) para dar paso al GT350. Con este nuevo Shelby, Ford tratará de mejorar las prestaciones de su competencia, tanto del Hellcat en aceleración y rectas, como del Camaro ZL1 de Chevrolet en agilidad y maniobrabilidad, esto, tras imponer un record entre este tipo de autos en el Nürburgring. Ford ya tuvo tiempo para analizar detalladamente a sus rivales directos, por lo que se espera que este nuevo Shelby arrase con su competencia para coronarse como el rey de los MuscleCars americanos. De acuerdo a la foto filtrada y a los detalles mostrados en el video, muchos han comenzado a hacer especulaciones y uno de los renders más aceptados es el siguiente:

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.