Para 2019, Dodge anunció que dejarán de producir al Challenger Demon

Si lo conduces con el pie a fondo, podrá vaciar el tanque de gasolina en 11 minutos, pues consumiría 5.4 litros por minuto.

Ignacio Badillo

El Challenger es uno de los 3 MuscleCar’s americanos más emblemáticos de los últimos tiempos, también, es uno de los más conservadores en cuanto a su diseño, ya que, para muchos, destaca por su apariencia retro, a diferencia del Mustang, de Ford, y del Camaro, de Chevrolet. Recordemos que, para 2018, Dodge anunció la llegada de una nueva versión para el Challenger, la Demon, misma que ofrecía 840 Caballos de Fuerza (HP) y 770 Libras de Torque (Lb-T), la cual, podía recorrer ¼ de milla (400 metros) en tan sólo 9.65 segundos; sin embargo, para 2019 Dodge aseguró que dejará de producir al Demon, pero, anunció que el Hellcat obtendrá una renovación e implementarán una versión más potente, pero sin llegar a las cifras del Demon. Por su parte, el Hellcat “normal”, que, actualmente, ofrece 707 HP, aumentará su potencia en 10 HP, por lo que contará con 717 Caballos, mientras que la nueva versión, a la cual nombraron Hellcat Redeye, conseguirá la cifra de 797 HP y 707 Lb-T. Esto, gracias a que varios elementos del motor del Demon -25, para ser específicos- pasaron a formar parte del Redeye, entre ellas, destacan: el sistema de lubricación, pistones reforzados y sistema de inyección de combustible entre otros. Para el Hellcat Redeye, el motor será el V8 (8 cilindros en V), HEMI, 6.2 Litros, incorporará un supercargador de 2.7 Litros, del cual, su presión pasó de 11.6 PSI (unidad de medida) a 14.5 PSI y el limitador de revoluciones pasó de 6 mil 200 RPM (Revoluciones Por Minuto) a 6 mil 500. Dodge reveló que el Hellcat Redeye podrá recorrer el cuarto de milla en 11.1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 326 km/h (kilómetros por hora), sin embargo, si se adquiere con la opción del Wide Body (Componentes que hacen la carrocería más ancha), logrará mejorar el tiempo en 3 décimas, por lo que recorrerá los 400 metros en 10.8 segundos y la velocidad máxima se mantendrá en la misma cifra. Por su parte, el Hellcat “normal” sólo aumentará en una décima sus prestaciones respecto al Redeye, haciéndolo en 11.2 segundos y 10.9 con el Wide Body, sin embargo, la velocidad máxima se verá afectada, al alcanzar “sólo” los nada despreciables 313 km/h. Pero los cambios no sólo se presentan en las prestaciones del auto, sino que, también, pasan al exterior, ya que, ahora, el cofre presentará 2 tomas de aire, simétricas y ubicadas casi al centro del cofre, dejando atrás la pequeña entrada y 2 salidas de aire del pasado Hellcat y la enorme toma de aire del Demon. Al Hellcat Redeye se le podrá distinguir gracias a que el logo del Hellcat tendrá los ojos en rojo (de ahí el nombre RedEye “Ojo Rojo”). Finalmente, Dodge anunció que, para el Hellcat ofrecerá una caja manual o automática de 6 velocidades, mientras que el Hellcat Redeye heredará la del Demon, una transmisión automática de 8 velocidades Ambas versiones llegarán a México para mediados de 2019, obviamente, con un precio más elevado de lo que actualmente conocemos, especialmente para el Hellcat Redeye.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.