Eduardo Sánchez

La Fiscalía General del Estado y el secretario de Seguridad General de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano rechazaron que existan órdenes de aprehensión contra militantes de Morena; aunque existe una denuncia interpuesta en el Tribual Superior de Justicia de Puebla.

Cerca de las 23 horas de este martes, a través de un comunicado de prensa el partido Morena aceptó que existía una orden de aprehensión contra su dirigente estatal, Gabriel Biestro por los hechos ocurridos el 3 de julio en el MM Grand Hotel de Puebla, lugar que fue acusado por este instituto político de ser una mapachera del Partido Acción Nacional.

Horas más tarde, la Fiscalía General del Estado informó mediante redes sociales que no existía una orden de aprehensión contra ningún militante. Asimismo, Diódoro hizo lo mismo y señaló que es en las instituciones donde deben de dirimirse los conflictos.

Sin embargo, existe documentación sobre una denuncia interpuesta el pasado 5 de julio ante el Tribual Superior de Justicia de Puebla por privación ilegal de la libertad, lesiones calificadas y daño en propiedad ajena doloso.

En dicho documento se indica que los agraviados son el grupo de panistas que se encontraban en las instalaciones del hotel el pasado 3 de julio. Finalmente, la Fiscalía indicó que el caso se turnará al Centro de Mediación de la institución correspondiente.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.