Por: Padres e Hijos

Muchas veces cuando nos enteramos de la llegada de un recién nacido al mundo, queremos conocerlo y brindarle todo nuestro cariño y más aún si se trata de un familiar o hijo de un gran amigo.

 

Es importante tomar en cuenta algunos aspectos para antes de la visita, ya que sin hacerlo a propósito, podemos perturbar la tranquilidad del bebé o de la madre, ¡aquí los mejores consejos!

 

 

Consejos para tomar en cuenta antes de visitar a un recién nacido

 

1.- Consultar antes de llegar

 

No nos dejemos llevar por la emoción, evidentemente la familia se encuentra feliz ante la llegada del pequeño, pero la mamá se encuentra en reposo después de un gran periodo de cambios físicos y emocionales, por lo que debemos preguntar antes de llegar, para que de esta manera todos se encuentren a gusto.

 

2.- No tocar las manos del bebé

 

El bebé está descubriendo poco a poco su entorno y sus manos son su principal herramienta, por lo que es importante no tocarlas para evitar contaminarlas por distintos gérmenes a los que nosotros nos enfrentamos, recordemos que los pequeños son propensos a muchas enfermedades en esa etapa.

 

 

Consejos para tomar en cuenta antes de visitar a un recién nacido

 

3.- No brindes consejos si la nueva mamá no los pide

 

Es muy recurrente que las mamás primerizas escuchen un sinfín de consejos por parte de las mamás más experimentadas. Aunque sea con buena intención no siempre se pueden tomar de buena manera pues cada persona tiene experiencias diferentes.

 

Evitar hacer demasiado hincapié en lo que debería o no hacer la mamá para cuidar al recién nacido, es lo más correcto. Es mejor esperar a que te pidan directamente el consejo.

 

4.- No molestar el reposo del pequeño

 

Recordemos que los recién nacidos tardan en adaptarse al exterior; los ruidos muy fuertes o incluso que se le mueva de su cuna, es una forma de estresarlo y puede generar molestia en la mamá, especialmente si ella también está exhausta y desea reposar al igual que su bebé.

 

 

Consejos para tomar en cuenta antes de visitar a un recién nacido

 

5.- No visitar si estamos pasando una enfermedad

 

Como ya lo habíamos comentado, los bebés recién nacidos son muy propensos a enfermarse, por lo que cualquier virus mínimo, puede generarles mucho daño, por eso es recomendable que si estamos enfermos de tos, gripe o cualquier otro padecimiento, esperemos a estar mejor para acudir a la visita, tampoco usar fragancias o perfumes que puedan irritar el olfato del bebé, ya que se puede incluso intoxicar.

 

 

En la Redacción de Padres e Hijos

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.