Por: Carolyne Rodríguez

El candidato a la gubernatura de Puebla por la coalición Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta, comentó que, en su administración, se privilegiarán las empresas poblanas para las licitaciones en la obra pública. Esto, tras reunirse con los empresarios de la construcción del Estado, con los que se comprometió a que los servicios y obra pública serán para las constructoras poblanas, además de que se acabarán los moches y beneficios para unas cuantas empresas. “Me comprometo a que se les brindará la licitación a las empresas que presenten mejores proyectos para la obra pública; también, se acabarán los privilegios para unas cuantas empresas y los moches”, añadió.

Así también, lamentó que la obra pública y el desarrollo de infraestructura se han convertido en una fuente de corrupción en Puebla, así como el negocio de los políticos, quienes se han adueñado de las empresas a las que, de manera ilícita, se les asignan contratos. “La obra pública e infraestructura en México se convirtieron en la mayor fuente de la corrupción en la plaza política, misma que hicieron los políticos, quienes se volvieron dueños de constructoras”, explicó. Lamentó que, derivado de esto, las obras comenzaron a disminuir en la calidad de los materiales, por lo que, ante una contingencia, como un sismo, todo se caerá. Finalmente, se comprometió a que no habrá moches ni relaciones de beneficios, pues las obras se les darán a quienes tengan los mejores proyectos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.